NIÑA ROJA

Niña Roja

Recuerdo que mi madre siempre me decía: no confíes hija mía,  los cuervos siempre se disfrazan de utopía. Es una fantasía, una trivia, un cuento, cuando despiertas del efecto, te encuentras con que estás muriendo lento. Sí caminas a su lado, no cierres los ojos, siempre mira arriba, que la hipocresía más fina se detecta mientras duermen, su sistema de alerta queda descubierto y fácil, unas balas de certeza hará que su personaje fracase al instante.

Directo en la corteza de la mente se disfrazan primero de ovejas para disimular al demente, como cuando besas la frente del niño huérfano indigente, prometiéndole consciente que regresará su padre ausente.

Y recuerda siempre niña roja que las escenas de tu vida siempre estarán bajo la lente. Que no te cuenten, que no te engañen, si los miras camuflados en la calle van danzando con el arte, el arte Callejero imponente y terco de ocasionar miedo, pero cuando los encuentras en el sueño elegirás mejor mirar al cielo. El sofisticado anhelo de alcanzar el vuelo terminará dejándote con los ojos en el suelo. Removiendo tus  órganos vitales, permaneciendo en medio de un laberinto sin escape y pensar que la tristeza concebida en en el corazón de la miseria, es el resultado inherente de querer a todos a dos metros bajo tierra.

Se me hace inexorable e irreverente el mirar que estás sentado en la misma mesa de aquel hermano que llamó a tú mujer puta e indecente,  que no te cuente, que no te engañe, enséñame con quien compartes tu cerveza sagrada y te mostraré cómo de ti no es diferente. Camina tranquilo, hermano mío, no hay rencor, sin embargo si el destino me regala la ocasión,  me sentaría cómoda para observar tu ejecución.

Por: Vesanía

,

sigue tu visita.

Gran Homenaje al Maestro Víctor Soto Ferrel

La Facultad de Humanidades y Ciencias Sociales de la UABC campus Tijuana, en su  35 aniversario, rindió un homenaje a la trayectoria del Mtro. Víctor Soto Ferrel, enorme promotor de la literatura, el cine y una figura importante como docente en nuestra ciudad.

Están bajo tierra

Dejando las tumbas múltiples de la historia de Tijuana, en el panteón de “Puerta Blanca” se escuchó de un altar en Playas, muy cerca del muro fronterizo, en memoria de 12,000 hijos que han muerto tratando de cruzar al otro lado