Tenemos el poder…

AVÁNDARO REGRESÓ

Después de una larga espera para de nuevo asistir a conciertos, Avándaro celebra 50 años de aquel festival legendario de contracultura, donde el México de entonces, sacudió las melenas para asustar al gobierno corrupto y demostrar quien realmente es el que tiene el poder. 

Este sábado 23 de octubre del 2021, se presentó el escenario en las instalaciones del Centro Cultural Tijuana para celebrar el 39 aniversario de la pelota con un formato institucional, en donde se intervenía en cada cambio de banda con información de la trayectoria musical de los artistas (inusual para conciertos de rock, aunque comprensible).

El inicio del requinto estuvo a cargo de Alex Perales (director del concierto grupal) con el proyecto “SER”.

Poco a poco fueron llegando más personas “de la onda” y entre el cambio de músicos se reprodujo el corto documental “Seguir al sol”, dirigido por Alex Perales y Luis Mercado, un cortometraje que manifiesta el fenómeno del sonido tijuanense contada por iconos del rock. 

Si te interesa verlo aquí abajo te lo dejamos. 

El hombre que fue censurado en aquel histórico festival, Ricardo Ochoa, se subió al escenario para darle a la guitarra junto a la gran voz de Cita, “La Muñeca Rota”, transportándonos a sonidos oscuros, protesta y el performance del más allá para la “Reencarnación”. 

Con una invocación subió al escenario Alejandro Villegas, “El Diablito”, de sonidos que no controla al mover el cuerpo. Posteriormente se presentó “El Ritual”, con rolitas muy londinenses y setenteras y la misión de conquistar a nuevos oyentes con “Easy Woman”, interpretada por Elena Coker, diosa metalera en Tijuana y que sin duda me recuerda a un nuevo Led Zeppelin perdido en tiempo y espacio, inclusive superado a dicha banda en muchos aspectos… 

También aterrizó “Paxaro Alberto”, señor pionero en hablar sobre conciencia social en México. Formando parte de “Los Tijuana Five”, se lució con “Seguir al sol” (nombre con el que se bautizó el documental) y nos dio una lección de las buenas inversiones oportunas, como el bitcoin por ejemplo. Nos dio un “Viaje fantástico” junto a su armónica para transformarse en “Love Army” y sus canciones censuradas como “Caminata cerebral”. 

Ricardo Ochoa regresó al escenario junto a Ramón Torrres en el bajo para congregar la banda “Nahuatl”, con sonidos de psicodelia, ritmos más pesados y de nuevo con coros alucinógenos de Elena Coker. Despegaron con “Machismo”,”La pobreza” y su pieza clave, “Evolución” (la próxima feria del vinilo buscaré lo suyo). 

Fue tal la evolución que, al ingresar más músicos al escenario, la cosa se transformó en “Peace & Love” (regresando un par de años en su trayectoria). Con “Latin Feelin” el público se levantó a sandunguear. 

El momento llegó y a todo pulmón se iban uniendo cada vez más: “We got the power”. Y para dejar las cosas en claro, se intensificó en español, “Tenemos el poder, tenemos el poder, tenemos el poder…” Tal vez alguna raíz de esos políticos nos escuchaba.

Ya en ritmo y con todos de pie, subieron al escenario “Los Dug Dug´s”, dirigida por Armando Nava que reaccionó simulando una búsqueda de su persona. “Cambia, cambia” sonó y la gente se desnudó… eso último no sucedió pero en aquel mítico Avándaro, sí que de todo pasó. 

¨Tonta la gente¨ (parecía ser) y generaciones diversas aplaudían cuando apareció una flauta hipnótica sugiriendo que no hay más diablo que el que tú quieres ser ¡Ah ah ah ah!

¡Ah ah ah ah! 

Pedimos otra rola y “Los Dug Dug´s” siguieron rockeando.

A punto del cierre se presentó en su casa y en la casa de todos Tijuana, Javier Batiz con guitarra a charlar de su orgullo de ser de estos lados del país ¿Será que el blues también es de aquí? 

“Coming home”  fue la del inicio. Chillaba la guitarra para seguir con “Down Broken Hearted” y “Hey Girl”, éxitos vivos y presentes. Para dar cierre digno, Batiz solicitó que toda la banda de la onda se subieran para representar el “Sonido Tijuana”, una amalgama avandariana para tocar una última canción con la misión de contarnos su generación en “Que viva el Rock and Roll en México”, tema original de “Paxaro Alberto”. 

Nos despedimos de la máquina del tiempo en la explanada del CECUT a muy buena hora para dormir o seguir rockeando. 

Si te perdiste del concierto aquí te dejamos un link para que lo disfrutes.