Puto en un Panoptismo de Ambiente Familiar

¿Qué te hace pensar que un homosexual es puto?, ¿qué te hace aceptarlo?, ¿qué es homosexual, qué es puto?

Ignorancia y opinión pública responden, respectivamente, a nuestras dos primeras preguntas. Este artículo es un esbozo de esa tercer cuestión: ¿QUÉ ES HOMOSEXUAL, QUÉ ES PUTO?

Homosexual es alguien interesado libido-amorosamente en alguien del mismo sexo. Sencillo: él con él y ella con ella. 

Para contestar a la segunda parte de la pregunta hay que putear y putear. Podemos acabar pronto si recurrimos al lenguaje inclusivo y simplemente decimos pute (pues al comparar puta y puto una disparidad semántica salta a la vista). La coincidencia con el triunvirato del cuerpo, escritura y ley lo va volviendo políticamente correcto en la evolución del lenguaje (va de comercial, poético, narrativo, periodístico, informático y, mira, hoy además de memes existen poemojis). 

Por supuesto que se podrá aducir: todas aquellas funciones sociales pertenecen a instituciones patriarcales. No obstante, replicaremos que para equilibrar las posibilidades femeninas con las masculinas hay que prohibir la abiogénesis humana, el embarazo no deseado y la censura de una formación erótica a manos de una educación sexual insuficiente, etc.

En fin, regresando a nuestra cuestión, puto proviene de una variación del latino putus, que significa niño. Por otra parte, hablando en un mexicano finolis, El laberinto de la soledad, de Octavio Paz, nos refiere al rajón para definir el adjetivo. Entonces, ¿cómo chingados llegamos a que el homosexual es puto?

Ningún homosexual es puto. No conocen la cobardía. Tienen miedo, sí, pero sin confundir la gallardía con la temeridad. Por supuesto que ninguno es tan valiente como las cruces en las que la mujer ha de inmolarse. Las madres liderarán nuestra revolución, decía Jünger. Pero los homosexuales marcharán siempre a la vanguardia.

Recordemos el caso de Gerónimo de Aguilar, en el siglo XVI, aquel diácono e intérprete de la Malinche (ella traducía del náhuatl al maya y él al castellano) que sobrevivió como guardián de un serrallo maya por resistir a los encantos de una nativa en la hamaca. En adelante los locales le gastarían bromas por su falta de virilidad, no por homosexual… 

La conjura peyorativa más bien viene del Protestantismo y la condena femenina como ama de casa, la censura del cuerpo, el exclusivismo espiritual: el niño, el rajón, no simbolizan familia, industria o Estado, sino etcs. 

Rebobinemos: antes de la agricultura hay una relación inexplicable entre la fertilidad femenina y la esterilidad del prado: hijos de la tribu. Magia. Surgen la política y la religión: una para explicar la vida y la otra para entender la muerte. De la revolución neolítica en adelante tenemos un estire y afloje entre gens paterna y gens conyugal: ¿de quién es ella? El resto de la historia de la humanidad, entre absolutismos y parlamentarismos, es desarrollo industrial.

Aquí está el meollo del asunto: el discurso político actual es perecedero en el mismo estado de cosas. Su relación cultural e industrial admiten un cambio a la vez. Ya sabes, el poder se contrae a sí mismo (alianza del cuerpo, escritura y ley). Así, el homosexual pronto podrá casarse, adoptar, mientras el aborto apenas se legaliza y mujeres mueren asesinadas todos los días. Víctimas del mismo pasado, sacamos la ficha para ser atendidos antes que el otro. Existe, socialmente, el fetiche de avergonzarse del cuerpo. Y la mecha de esta repulsión lleva en su pólvora la inferioridad de todo lo que no sea etnocentrismo occidental. El progreso es un proceso de supervivencia y los psicópatas la raza del siglo XXI. 

Y me dirás, pero tú estás hablando de otra cosa. Sí, se llama panoptismo. Camuflado como inconsciente colectivo, eclosiona en la opinión pública para convertirse en ley. Bestias de rebaño, decía Jung. Es decir, el status quo se preocupa del estreno de las cosas, después el hábito hace al monje, al paradigma, el anacronismo, etc.

La cuestión aquí era: el homosexual no es puto. Pero cuando el tema pase de moda lo va a seguir siendo, sin haberlo sido nunca.

¿Escuchaste hablar de indios, putas (en diferente contexto), negros, comunistas, etc.? Son todos bienvenidos al siglo XXI, pero aquí hay un ambiente familiar, repite conmigo, un panoptismo de ambiente familiar. 

sigue tu visita.

Gran Homenaje al Maestro Víctor Soto Ferrel

La Facultad de Humanidades y Ciencias Sociales de la UABC campus Tijuana, en su  35 aniversario, rindió un homenaje a la trayectoria del Mtro. Víctor Soto Ferrel, enorme promotor de la literatura, el cine y una figura importante como docente en nuestra ciudad.

Están bajo tierra

Dejando las tumbas múltiples de la historia de Tijuana, en el panteón de “Puerta Blanca” se escuchó de un altar en Playas, muy cerca del muro fronterizo, en memoria de 12,000 hijos que han muerto tratando de cruzar al otro lado